Para qué se usa el Hielo Gel

Una tecnología, infinitas aplicaciones

El Hielo Gel supone una auténtica revolución en los procesos de enfriamiento: sus propiedades superiores respecto a los sistemas tradicionales, su fácil almacenaje, y la facilidad con la que se puede manipular y transportar, hacen posible que esta tecnología pueda tener numerosas posibilidades de aplicación.

Refrigeración

De forma directa por inmersión en el Hielo Gel, muy común con productos vegetales, animales, elaborados o la masa de panadería.
O de forma indirecta, recurriendo a un intercambiador de agua/agua o aire/agua, especialmente indicado para climatizar locales, en expositores frigoríficos o aires acondicionados reemplazando a los actuales equipos frigoríficos.

Congelación

Un simple ajuste en los componentes del Hielo Gel permite alcanzar temperaturas de congelación con gran rapidez. Además, las características del Hielo Gel, permiten la congelación integral del producto sumergido, sin creación de vacíos o huecos que alteren su color o textura consiguiendo una rápida congelación del producto.

Futuras aplicaciones

El Hielo Gel no sólo es una alternativa eficaz a los métodos ya usados. Su revolucionario concepto y sus propiedades hacen posible su uso en tecnologías emergentes, como la crioconcentración de líquidos, un campo en el que ya se vislumbran expectativas extraordinarias y que serán una realidad en un futuro cercano.